• Navidad 2019
¿Por qué el árbol de Navidad es un abeto?

¿Por qué el árbol de Navidad es un abeto?

  • 2 de julio de 2019

Ya en la época celta se colocaba un abeto el 24 de diciembre, utilizaban un calendario basado en los ciclos de la luna. En cada mes lunar asociaban un árbol. El abeto correspondía al mes de diciembre para celebrar el solsticio de invierno, el renacimiento del sol.

Existe también la historia de un monje alemán San Bonifacio que nació en el año 680, quien dijo que el roble no era un árbol sagrado debido a un accidente y que el abeto sería el más adecuado para celebrar el nacimiento de Jesús.

Según cuenta la leyenda, San Bonifacio declaró: "De ahora en adelante, llamaremos a este árbol, el árbol del bebé Jesús.

Desde entonces, se han plantado árboles jóvenes en Alemania para celebrar el nacimiento de Cristo.

En Francia, la costumbre del árbol de Navidad nació en Alsacia.

En 1521, un alcalde autorizó a los guardabosques a que dejaran a la gente cortar pequeños abetos para Navidad. El árbol está decorado con manzanas rojas (que simboliza el árbol del paraíso), rosas (símbolo de la Virgen) y diversas golosinas.

En la parte superior se coloca una estrella que simboliza la estrella de Belén que guió a los Reyes Mago.

En 1856 el invierno fue tan severo en Alsacia que no había manzanas. Un vidriero campesino tuvo la idea de soplar bolas de vidrio para reemplazar las manzanas. Hizo frutos de todos los colores, nació la bola de Navidad, el árbol tomó un aire festivo.

Dicen que donde hay una familia alsaciana, en cualquier parte del mundo, hay un árbol de Navidad.

Esta tradición se generalizó después de la guerra de 1870 por toda Europa.

Añade tu comentario

Compartir en Twitter Compartir en Facebook 👀