• Navidad 2019
Cómo se celebra la navidad en Albania

Cómo se celebra la navidad en Albania

  • 9 de septiembre de 2019

A diferencia de muchos países, en Albania es especialmente el Año Nuevo lo que celebra junto a la familia y no en Navidad. Albania es un país donde el 60% de la población es musulmana, solo el 20% ortodoxa y el 10% católica.

Sin embargo, esta no es la razón principal porque, como en muchos otros aspectos de la sociedad albanesa, las diferentes comunidades religiosas siempre han compartido las celebraciones. Es necesario retroceder en la historia de Albania bajo el régimen comunista para comprenderlo mejor.

Durante muchos años, mucho antes de que el comunismo lo prohibiera, la Navidad siempre fue celebrada por católicos y ortodoxos. A diferencia de otros países balcánicos que siguen el calendario juliano, Albania celebra la Navidad el 25 de diciembre de acuerdo con el calendario gregoriano.

La tradición era que dos días antes de Navidad, pequeños grupos de niños "Kolendra" llamaban a las puertas de los cristianos con un pequeño martillo de madera. Los niños cantaban villancicos anunciando el nacimiento de Cristo, a cambio recibían dulces, y más raramente, un poco de dinero.

Los niños jugaban al "Per ndjesa", se ataba un huevo duro a un palo y los niños pequeños tenían que atrapar el huevo con la boca. "Per ndjesa" significa perdón porque los más jóvenes pedían perdón a los mayores por su mal comportamiento durante el año. Las familias más piadosas ayunaban 6 semanas antes de Navidad. En la noche del 24 de diciembre, asistían a la misa de medianoche, encendiendo velas en la iglesia y en las casas alrededor de las estatuas o iconos de Cristo. El 25 de diciembre, se reunían alrededor de una comida a menudo acompañada de pequeñas rosquillas que compartían con los no cristianos.

Prohibición de culto bajo Enver Hoxha

Sin embargo, a partir de 1967, Albania, entonces bajo el régimen autoritario comunista de Enver Hoxha, se convirtió en el primer país ateo del mundo.

Por lo tanto, se prohibió toda religión, se cerraron y destruyeron los lugares de culto, se persiguió, torturó y encarceló al clero. Al prohibirse las prácticas religiosas, los festivales religiosos también fueron eliminados del calendario y reemplazados por festivales seculares en honor del Partido Comunista.

La Navidad fue reemplazada por el día de Año Nuevo. Celebrada el 31 de diciembre y el 1 de enero, la fiesta de Año Nuevo se apropió de los aspectos de la fiesta de Navidad y borró el aspecto religioso.

Santa Claus ya no es San Nicolás, sino "Babagjyshi i vitit te ri", que significa “Papi del año nuevo”, y el árbol de Navidad es el árbol del año nuevo. Solo unos pocos niños recibían regalos o una cesta con frutas y frutos secos. Sin embargo, desafiando los tabúes, muchos creyentes celebraban la Navidad en secreto dentro de las familias, corriendo el riesgo de ser arrestados o encarcelados. Durante casi 25 años, Albania estuvo privada de Navidad hasta 1990, cuando la religión fue autorizada nuevamente y los lugares de culto fueron reabiertos y reconstruidos.

Navidad y poscomunismo

La moda de la Navidad en su forma comercial es bastante reciente en Albania, pero una vez más fue celebrada religiosamente por los creyentes desde la caída del comunismo, aunque la mayoría de las tradiciones como la Kolendra fueron abandonadas.

Sin embargo, la importancia de la víspera de Año Nuevo continúa después del final del régimen y sigue siendo principalmente el momento en que los albaneses se reúnen con la familia y comparten alimentos y regalos.

En los últimos años en la capital, Tirana, se ilumina con luces y organiza un mercado navideño (demasiado comercial), es en la ciudad de Korça donde se puede disfrutar realmente de un ambiente navideño. Importante centro ortodoxo, la ciudad y la catedral están decoradas con luces. En la noche del 24 se celebra una gran misa en la catedral de la resurrección de Cristo que reúne a muchos ortodoxos de toda Albania, pero también a católicos y musulmanes que vienen a acompañar a sus familias o amigos y disfrutar del ambiente festivo.

Se encienden velas, después de la misa los más mayores regresan y los jóvenes no dudan en prolongar la fiesta de Navidad en los clubes de la ciudad. El 25 de diciembre a menudo está marcado por un almuerzo, la confitería y el café. Porque lo importante además de honrar el nacimiento de Cristo es compartir juntos las festividades navideñas.

Añade tu comentario

Compartir en Twitter Compartir en Facebook 👀